Invencible Radio

Juntos Somos Invencible

Canción actual

Título

Artista


Concurso Esperanza Drag: lo importante del Drag es transgredir

Escrito por el 06/07/2022

El 25 de junio se presentó la segunda edición del concurso de Lyp Sync Esperanza Drag en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Los ocho participantes fueron seleccionados mediante una dinámica de Instagram en donde el público decidió, con sus “me gusta”, quién participa en el gran concurso final. El público tomó un papel fundamental durante el evento, pues fue juez y verdugo de los participantes. En la entrada se daban un par de banderas, una en color rosa y otra verde, para poder votar por le ganadores de cada enfrentamiento. Además, el público, mediante el azar, eligió los enfrentamientos.

El glamour de los participantes

Les participantes fueron Kika Vron Kuir, Chantal Olsen, Miranda Black, Greta del Río, Alexa Cuerva, Astra Lem, Ninfa Woods y Odissea Mapejo. La primera ronda estuvo llena de glamour con vestuarios exuberantes llenos de lentejuelas y color, combinado con la dinámica que mostraban al bailar y cantar hicieron un espectáculo entretenido. No se esperaron a rondas posteriores para mostrar lo mejor, quizá porque sabían que tenían que darlo todo desde el inicio para poder avanzar.

Después de los cuartos de final, se enfrentaron en la semifinal Chantal Olsen contra Miranda Black y Astra Lem contra Odissea Mapejo. Los duelos se volvieron más parejos, a pesar de que Chantal Olsen tomó el centro del escenario, no pudo opacar las piruetas que realizaba Miranda Black quien fue la primera finalista. En el otro duelo, los vestuarios resaltaron, Astra Lem lució como una araña al mostrar que tenía seis brazos, pero Odissea Mapejo la superó con un vestido rojo y una interpretación contenida.

Después de haber escuchado canciones como Eternamente bella, No soy una muñeca, Las de la intuición y Un año de amor, llegamos a la gran final entre Miranda Black y Odissea Mapejo. Fue una final reñida, pero Miranda Black logró imponerse con su forma de bailar. Entonces, el resultado fue Miranda Black primer lugar (quince mil pesos) Odissea Mapejo segundo lugar (diez mil pesos) y Chantal Olsen tercer lugar (cinco mil pesos).

El pelo en la sopa

En términos generales, el evento fue entretenido, divertido y transgresor en muchos sentidos como con los vestuarios andróginos y la sorpresa de revelar quiénes estaban detrás de ellos. Lamentablemente, no todo fue transgresor, pues el gobierno de la ciudad de México aprovecha cualquier oportunidad para decir que apoya un movimiento que desconoce por completo. Muestra de ello fue el momento donde la secretaria de cultura de la CDMX subió al escenario a dar saludos por parte de Claudia Sheinbaum. Este tipo de cosas son las que me hacen preguntarme si este tipo de eventos siguen siendo realmente importantes y transgresores.

Al final, cuando nos dirigimos a la salida, nos llevamos una grata sorpresa de que estaban haciendo pruebas gratuitas de VIH, lo cual, sin duda es algo positivo. Sin embargo, me tocó la escuchar cómo una señora que iba con su hija le hacía un comentario totalmente válido a una de las personas que estaban haciendo dichas pruebas. Ella decía que debían tener más cuidado al hacer las pruebas porque veía que sólo se echaban gel en las manos y no cambiaban guantes, por lo cual, si la persona anterior tenía VIH podía contagiar a la persona siguiente. A lo que la otra persona respondió: “le invito a leer más, porque así no se contagia el VIH”. Si se contagia así o no, es lo de menos, hay muchas otras enfermedades que sí se pueden transmitir de esa manera. Además, se trata de la tranquilidad mental hacia las personas que les estás ofreciendo el servicio. Aunque después vi cómo el encargado se acercó a las muchachas a decirles que se cambiaran los guantes cada que acabaran una prueba, la respuesta grosera ya se había dado y la señora se fue muy molesta con su hija. Estas cosas no deberían pasar, pues manchan lo que fue un buen evento.

Fotos por Jaime Márquez